Welcome/Bienvenido/Benvingut
Welcome/Bienvenido/Benvingut
Artículos o escritos interesantes: Cultura y lengua
INTRODUCCIÓN

La competencia cultural en el proceso de enseñanza aprendizaje de las lenguas extranjeras debe contribuir al abandono de actitudes y percepciones etnocéntricas entre la cultura del estudiante y la cultura extranjera, facilitando que este proceso se convierta en un verdadero instrumento que facilite la comunicación.

La relación entre cultura y lengua en la enseñanza del español a estudiantes extranjeros concibe una graduación de valores que van de lo más estable a lo más efímero, desde el patrimonio que constituye el acerbo cultural de un pueblo y en el que estarían los personajes célebres, los grandes acontecimientos, las grandes fechas, los lugares emblemáticos, las palabras y frases conocidas por toda la comunidad, las obras y los autores clásicos; luego se presentan los rasgos de identidad colectiva en donde se encuentran los personajes míticos, ciertas fechas, productos culturales populares, canciones y monumentos; en tercer lugar se encuentran las representaciones de la vivencia comunitaria concernientes al dinero, a la familia, a la muerte, a la alimentación, a las identidades de grupo social y en cuarto lugar estarían los vinculados a una época, como los miedos y deseos del momento, la moda, ciertos temas, la ideología cambiante, las expresiones hechas…

Es por ello que en este sencillo trabajo se muestran ideas de cómo trabajar esta relación entre lengua y cultura a través de la enseñanza del español a estudiantes extranjeros, para de esta forma convertir el proceso de enseñanza aprendizaje en el dinámico y enriquecedor proceso que se exige en la actualidad.


DESARROLLO

El enfoque cultural es una denominación genérica para referirse a aquellos enfoques que promueven el interés por desarrollar la competencia intercultural. Los que aprenden en torno a esto construyen sus propios conocimientos acerca de otras culturas mediante actividades comunicativas en las que van creando conjuntamente significados, estableciendo un estrecho vínculo entre lengua y cultura.

En cuanto al interés por aprender una cultura que no es la nuestra teniendo como base la enseñanza de idiomas, en este caso del español como lengua extranjera, debe estar regido por una estrecha relación entre lengua y cultura; un concepto importante el cual no puede ser obviado en esta relación es el de competencia comunicativa, pues la tendencia dominante en la didáctica de lenguas ha sido la de centrar la atención en las diferentes maneras de expresar los actos de habla, en detrimento de las circunstancias culturales en las que dichos actos de habla se realizan y asumen significados específicos.

En la actualidad, existen dos enfoques que tienen en cuenta el desarrollo de la competencia intercultural: el enfoque de las destrezas sociales y el enfoque holístico. El primero centra su interés en la importancia de la comunicación no verbal y la necesidad de desarrollar destrezas sociales acercándose a la competencia comunicativa del hablante nativo; desde este enfoque, la lengua es concebida como un obstáculo para la comunicación entre las personas de culturas diferentes; la propuesta del segundo enfoque consiste en desarrollar la sensibilidad y la empatía hacia las diferencias culturales, al mismo tiempo, se busca reducir el impacto del choque cultural, con el fin de que la persona que lo desarrolle sea capaz de convertirse en un mediador entre las culturas en contacto, en este enfoque la lengua se entiende como un elemento integrante de la cultura.

La responsabilidad del profesor en la enseñanza a estudiantes extranjeros del idioma español consiste en enseñar la cultura tal y como se manifiesta a través de la lengua materna, y no la cultura como un elemento disociable de la lengua materna. Actos de habla como saludarse, por ejemplo, no tienen la universalidad que se creía. Existen diferencias significativas que pueden dar lugar a malentendidos entre culturas diferentes. Esta relación entre lengua y cultura no va más allá del análisis profundo del concepto de competencia comunicativa.

En este asunto también cabe definir la competencia intercultural: se entiende como la habilidad del que aprende una segunda lengua o lengua extranjera para desenvolverse adecuadamente en las situaciones de comunicación intercultural que se producen con frecuencia en la sociedad, y está caracterizada esencialmente por la pluriculturalidad.

En la enseñanza del español como lengua extranjera se presta una atención cada vez mayor al componente cultural. A esta nueva concepción de la relación entre lengua y cultura hay que añadir la constatación de la necesidad de redefinir la competencia comunicativa, dadas las nuevas necesidades comunicativas de los que la aprenden en los encuentros interculturales. Es por esto que las competencias: sociolingüística, estratégica y sociocultural son las antecesoras del concepto de competencia intercultural.

Estrechamente relacionado con lo visto anteriormente aparece el enfoque comunicativo, el cual mantiene los siguientes principios para una adecuada interrelación que se aprecia hasta el momento:

1. Los ejercicios o actividades que se lleven al aula deben ser recreativos, con situaciones reales o verosímiles de comunicación, logrando la motivación del estudiante durante toda la clase.

2. Los ejercicios de la clase tienen como característica esencial el trabajo con unidades lingüísticas de comunicación, es decir, los textos deben aparecer completos, no por palabras, frases o fragmentos entrecortados.

3. Se puede trabajar con textos auténticos, que no han sido creados especialmente para la educación y que tampoco hayan sido excesivamente manipulados, puesto que la lengua que aprenden los estudiantes es real y contextualizada, heterogénea, que se usa en la calle, con dialectos registros o argot, además del estándar pertinente.

4. Los estudiantes deben trabajar sistemáticamente por parejas o en pequeños grupos. Esta es la mejor manera de organizar situaciones comunicativas en el aula, y es uno de los puntos más importantes de la renovación pedagógica en general.

5. Los ejercicios de la clase deben permitir que los estudiantes desarrollen las cuatro habilidades lingüísticas de la comunicación: hablar, leer, escuchar y escribir.

6. Se debe enfatizar en el área del significado por encima de la estructura.

7. Se deben orientar actividades en forma de tareas.

8. El aula se debe centrar en el alumno.

9. El desarrollo de habilidades para el aprendizaje debe propiciarse fuera del aula.


Investigaciones recientes distinguen tres etapas en el proceso de adquisición de la competencia intercultural:

1. Nivel monocultural: el que aprende la lengua observa la cultura extranjera desde los límites interpretativos de su propia cultura.

2. Nivel intercultural: el que aprende la lengua toma una posición intermedia entre la cultura propia y la extranjera, lo cual le permite establecer comparaciones entre ambas.

3. Nivel transcultural: el que aprende la lengua alcanza la distancia adecuada respecto a las culturas en contacto para desempeñar la función de mediador entre ambas. Otro aspecto importante para la enseñanza del idioma español a estudiantes extranjeros es la comunicación intercultural, mencionada anteriormente, puesto que resulta de la interacción entre hablantes de lenguas y culturas diferentes. Los interlocutores que participan en encuentros interculturales han experimentado previamente procesos de socialización distintos y han desarrollado marcos de conocimiento diferentes; su competencia intercultural les permite satisfacer eficazmente sus necesidades comunicativas superando esas diferencias.

El estudio de la comunicación intercultural tiene sus inicios en los Estados Unidos en los años 40 del siglo XX, cuando se comenzó a ofrecer formación lingüística y antropológica al personal diplomático de aquel país. En la actualidad, se suele distinguir entre dos tipos de comunicación intercultural: la interpersonal, que se produce entre individuos; y la mediada, que se establece entre los medios de comunicación y los miembros de una sociedad. A pesar de esta distinción, ambas están interrelacionadas.


Para que se produzca una comunicación intercultural eficaz es muy importante, entre otras cosas:

• que los interlocutores estén motivados por conocer la otra cultura y muestren empatía con ella

• que tomen conciencia de la propia cultura y sus procesos de comunicación

• que presten atención a los elementos que forman parte de la comunicación no verbal

• que asuman que el malentendido forma parte de los encuentros interculturales

• que se esfuercen por interpretar el sentido y la intención última de las palabras de sus interlocutores, es decir, por negociar no solo el significado del mensaje sino también su fuerza ilocutiva.


CONSIDERACIONES FINALES

Para conseguir una perspectiva pedagógica eficaz en lenguas extranjeras se debe tratar en todo momento de integrar las cuatro habilidades: escuchar, leer, hablar y escribir, tanto productivas como receptivas, puesto que aunque puedan darse separadamente, en el ejercicio real de la comunicación aparecerán siempre relacionadas.

Para poder conseguir una competencia comunicativa óptima en el proceso de enseñanza aprendizaje en cuanto al español como lengua extranjera se debe ser capaz de conjugar las competencias de producción y recepción con la competencia cultural e intercultural.

El aprendizaje de la lengua materna, en este caso el español, debe entenderse como un proceso integral y debe enfatizarse en los valores de los pueblos en donde se habla la lengua objeto de estudio. De esta manera esta lengua no será simplemente un instrumento vacío de contenido dotado de un carácter operativo y que puede llevar a equívocos de percepción e interpretación por falta de conocimiento o un conocimiento deformado de prácticas culturales en las cuales se asienta la lengua extranjera.


BIBLIOGRAFÍA

Aguirre, A. Cultura e identidad cultural. Barcelona: Bardenas. 1997.

Byram, M., Fleming, M. Perspectivas interculturales en el aprendizaje de idiomas. Enfoques a través del teatro y la etnografía. Cambridge University Press, Madrid. 2001.

Consejo de Europa. Marco común europeo de referencia para las lenguas: aprendizaje, enseñanza, evaluación. 2002.

http://cvc.cervantes.es/obref/marco. Madrid: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Instituto Cervantes, Anaya. 2003.

http://www.sgci.mec.es/redele/biblioteca/vidan.shtml memoria de Máster, Universidad de Barcelona. 2000.

Melero, P. Métodos y enfoques en la enseñanza-aprendizaje del español como lengua extranjera. Madrid: Edelsa-Tandem. 2000.

Oliveras, A. Hacia la competencia intercultural en el aprendizaje de una lengua extranjera. Estudio del choque cultural y los malentendidos. Madrid: Edinumen, Memorias para el aprendizaje, Serie Máster E/LE Universidad de Barcelona. 2000.

Rodrigo Alsina, M. Comunicación intercultural. Barcelona: Anthropos. Colección de autores, Textos y Temas Ciencias Sociales, Nº 22. 1999.

Sans, N. y Miquel, L. (1992). El componente cultural: un ingrediente más en las clases de lengua. También disponible en Revista red ELE, 0, 2004.
http://www.sgci.mec.es/redele/revista/miquel_sans.shtml.

Vidán, D. La interculturalidad en el aula de ELE. En Biblioteca Virtual Red ELE. 2005.



Darlen Mendez Lloret (darlenm@uclv.edu.cu)
Enviado el 1 de diciembre del 2009.


Artículos de Darlen Mendez Lloret:



Sobre la autora:

UNIVERSIDAD CENTRAL "MARTA ABREU" DE LAS VILLAS

FACULTAD HUMANIDADES

DEPARTAMENTO DE LENGUAS EXTRANJERAS

CULTURA Y LENGUA EN LA ENSEÑANZA DEL ESPAÑOL A ESTUDIANTES EXTRANJEROS.

AUTORA: M Sc. DARLÉN MÉNDEZ LLORET

SANTA CLARA; VILLA CLARA.

“AÑO DEL 50 ANIVERSARIO DEL TRIUNFO DE LA REVOLUCIÓN”.

CURSO: 2009-2010

DIRECCIÓN POSTAL: CARRETERA A CAMAJUANÍ KM 5 ½ REPARTO LAS ANTILLAS BLOQUE 6 APTO 18-A SANTA CLARA; VILLA CLARA; CUBA. CP 50100

DIRECCIÓN ELECTRÓNICA: darlenm@uclv.edu.cu

TELÉFONO: 281548



 
www.polseguera.com - © Polseguera. Todos los derechos reservados

info@polseguera.com